blog
 Industria 4.0 y doMobility “Nunca pensamos que la movilidad pudiese tener tantas aplicaciones en la industria”, es lo que confirma Xuan de Isla, co-fundador de doMobility. Después de 20 años en el sector de la movilidad y tras trabajar para compañías como Telefónica, Vodafone y eBay entre otras, una nueva oportunidad  en el sector de la industria … Sigue leyendo Industria 4.0 y doMobility

Industria 4.0 y doMobility

 Industria 4.0 y doMobility

“Nunca pensamos que la movilidad pudiese tener tantas aplicaciones en la industria”, es lo que confirma Xuan de Isla, co-fundador de doMobility.

Después de 20 años en el sector de la movilidad y tras trabajar para compañías como Telefónica, Vodafone y eBay entre otras, una nueva oportunidad  en el sector de la industria y varios proyectos les permitió abrir una nueva línea de negocio especializándose en Industria.

Posiblemente tenga que ver con su situación geográfica, ya que doMobility tiene su centro de desarrollo en Avilés, ciudad con una fuerte componente industrial, lo cual les ha permitido rodearse de diferentes compañías con una fuerte componente industrial. Este factor y su gran bagaje en movilidad han sido la clave para aterrizar en la Industria 4.0 con multitud de proyectos a cual más interesante, ampliando su expansión al resto del territorio nacional.

La compañía asturiana se posiciona como un referente en innovación y la creación de nuevos servicios de valor añadido para la industria, que gracias a las nuevas tecnologías móviles, encuentran el complemento perfecto para tomar parte de la cuarta revolución industrial o como se conoce hoy en día, la industria 4.0.

“Ayudamos a que las fábricas actuales sean inteligentes”, según Xuan de Isla, esto se consigue añadiendo innovación con los sistemas ya existentes, ya sea movilidad y acceso remoto a través de una App para visualizar y gestionar el sistema SCADA, movilizando también a modo de App toda la revisión de infraestructuras o bien añadiendo algo tan innovador como la realidad aumentada para interactuar con la infraestructura existente en las fábricas.

“Al final se trata de ayudar a que los procesos sean accesibles, fáciles de mantener y configurar. Lo cual repercute directamente en los tiempos y costes de producción que tanto dependen de la tecnología y el mantenimiento”, comenta Xuan de Isla, que nos enseña un App de reciente lanzamiento donde un operario de electricidad puede interpretar un cuadro eléctrico gracias a la realidad aumentada.

Compartir: